Chácore purahéi


Fortín Boquerón

Peinako chave ko che korasõme
añandu porã ikyrÿi kyrÿiva
ñe'ê iporãva guaranietépe
puraheirãmi ahecha haguã
umi Paraguái oje'ói vaekue
ñorairõ rekávo amo Boquerónpe
tory ha vy'ápe hetã rayhupápe
hekovekuéra oheja haguã.

íViva el Paraguay! he'ije voi
osapukaipa ojatropella
jajukapaiteke enterovete,
ndajahejaichéne ni semillarã,
machete ore pópe roipota
ha jaje'oipáke jafarrea
ñambovichofeo a los bolivianos
ha hekovekuérare jakopipa!

Fortin Boquerón umi boliviano
ohua'î haguéicha omano vaekue,
Fortin Boquerón nimbo raka'e
isepulturarã umi tekove
a los paraguayos hekópe tujánte
ohechauka ichupe mba'epa ovale
ha Boquerónpe nde rerami
ore korasõme oikove vaerã romano meve.

Día veintinueve ko'etî jave
oñepyrûma la osununúva
umi kañonkuéra ha metralladora
mbokáicha avei nokirirîvéi
upépe ohecha hendy
ha overáva ava'i osapukaipa,
día veintinueve bandera ipópe,
morotîmimi oñentregapa.

Ha mi Comandante Estigarribia
karia'y añete iponderapýva,
ko Mariscal López karia'y pyahu,
guerrero vale ndijavýi león,
ore korasõme nokirirîvéi,
rosapukaipa enterovete,
íViva el Paraguay! ha Estigarribia,
gloria por siempre de Boquerón.

Fortín Boquerón

Ahora yo también en mi corazón
siento bien una voz muy tierna
para que encuentre palabras lindas
en guaraní puro par mi canción.
Esos paraguayos acudieron
buscando la lucha en Boquerón
amando a su patria con alegría
dispuestos a dejar sus vidas.

íViva el Paraguay! dijeron
gritaron y se empujaron
ímatémoslos todos!,
no dejemos ni su semilla
queremos tener un machete en las manos
y acudiendo todos a la juerga
vamos a acabar con los bolivianos
segando sus vidas.

En Fortín Boquerón aquellos bolivianos
murieron como acudieron
Fortín Boquerón había sido
la sepultura de esas vidas (?)
A los paraguayos una vieja tradición (?)
les mostraba cuánto valían
y en Boquerón tu nombre
va a vivir en nuestros corazones hasta que muramos.

El día 29 al romper el día
ya empezó el alboroto
aquellos cañones y ametralladoras
como los fusiles también ya no se callaban
Allá ve su luz
y los relampagueos y el indiecito grita
El día 29 con la bandera en la mano
los blanquitos se rindieron totalmente (?)

Y mi Comandante Estigarribia
un hombre verdaderamente ponderado
un nuevo Mariscal López
un guerrero valiente que no yerra el león (?)
en nuestros corazones ya no se calla
gritamos todos:
íViva el Paraguay! y Estigarribia,
gloria por siempre de Boquerón.

De Okara potykuemi, No. 226 pag. 36

Letra y Música: : Emiliano R. Fernández


Esta página HTML fue elaborada por Wolf Lustig (lustig@mzdmza.zdv.uni-mainz.de)
gracias a la ayuda de Duilio S. Núñez P. , Gladys Ramírez y Vicente Medina Gamarra

Última actualización: 30-08-96.