Okarayguami akã sa'yju

Carlos Miguel Giménez

Okarayguami akã sa'yju

Ku mitakuña áva apopê sa'yju mimbíva
Iñakã jegua ndijavyiete mbokaja poty
Inimbo overáva ho'a ijati'ýre ojajaireíva
Ichupe heñõi che ñe'ã ruguágui
Mborayhu hypy.

Ha'e umi hesa mbyja ko'êju ñande resapéva
Yvága hovy oje'o hague ima'ê paje
Aropurahéine che mbarakapúpe
Mba'e iporãitéva
Hova pytangy ha'etevoíva
kuarahy resê.

Ojogua mokõi jasy pyahumi
Hováre oguejýva
Umi ityvyta po'i asyete karapã'imi;
Yvoty pytáva hope ojerávo ha he'embochýva
Upéva ijurúpe huguysyrýva
Ha ikambuchimi.

Kuña sa rovy pire morotî akã sa'yjúpe
Yvytu pepo toguerahami che ñe'ê poty
Tupãsy itykéra ojoguaiteíva
Ku che rembiayhúpe
Mokõive ojovái ndojuasái porãme
Ha ojuhupity.

Campesinita rubia

El ondulado cabello de esa muchacha, rubio y brillante,
la adorna coma una flor de mbokaja,
su fulgor resplandeciente cae sobre sus radiantes hombros,
despertó en el fondo de mi corazón
un intenso amor.

Y sus ojos que nos alumbran como el lucero del alba
el azul del cielo palidece con su mágica mirada,
voy a cantar al son de mi guitarra
su hermosura,
su rostro rosado se parece
a la aurora.

Son como dos lunas nuevas
que bajan por su semblante
sus finísimas cejas arqueadas,
encarnadas flores melifluas sus párpados cuando se abren,
su sanguínea boca
su cantarito.

Que las alas del viento lleven mi palabra florida
A la mujer de ojos azules, de piel blanca y pelo rubio,
a mi amada
que parece ser hermana de la Virgen Santa;
no se cruzan los caminos de las dos
y sin embargo se alcanzan.

Esta página HTML fue elaborada por Wolf Lustig (lustig@mail.uni-mainz.de)

Última actualización: 25-06-97.


Bestellen
Librería

Servicio de traducciones



Última actualización: 28.09.2006 00:17